Desmenuzando los líquidos de cannabis y vapers Torch: guía completa a los compuestos activos y aditivos

Desmenuzando los líquidos de cannabis y vapers Torch: guía completa a los compuestos activos y aditivos

Los consumidores de cannabis están migrando cada vez más a las alternativas de vapeo usando líquidos de cannabis o vapers descartables como Torch. Esto hace fundamental entender en detalle qué contienen estos productos.

A continuación analizamos a profundidad los distintos compuestos -tanto activos como aditivos- presentes en los líquidos para vapear cannabis, basándonos en la información de la caja de un vaper Torch como ejemplo.

Cannabinoides: los compuestos bioactivos del cannabis

Los cannabinoides son los compuestos químicos activos derivados de las plantas de cannabis, que interactúan con el organismo humano produciendo distintos efectos físicos y mentales.

Los líquidos y vapers suelen contener una mezcla de varios tipos de cannabinoides:

THC

El Tetrahidrocannabinol es el principal cannabinoide psicoactivo del cannabis. Es el responsable de la sensación de “high” o “stoned”.

El THC se une a los receptores CB1 del cerebro produciendo efectos recreativos como euforia, relajación, alteraciones sensoriales y perceptivas, aumento del apetito, entre otros.

Generalmente se utiliza el Delta-9 THC, la variante más común y potente. El vaper Torch analizado declara un contenido de 0.3% de Delta-9 THC.

THC sintético: THC-JD

El THC-JD es una versión sintética patentada por la empresa JD Nova. Ha sido modificado químicamente en laboratorio pero se une a los mismos receptores cannabinoides que el THC natural de la planta.

Por no provenir directamente del cannabis, permite sortear algunas regulaciones sobre el THC natural. Sus efectos recreativos son similares.

THC oxidado: THC-H

El THC-H es una versión oxidada del THC. Se forma cuando el Delta-9 THC se degrada por exposición al aire.

Tiene propiedades relajantes y sedativas similares al THC común, pero se debate si realmente es psicoactivo o no.

CBD

El Cannabidiol o CBD es el segundo cannabinoide más abundante del cannabis. No es psicoactivo pero se le atribuyen efectos ansiolíticos, analgésicos, antiinflamatorios y anticonvulsivos.

También reduce algunos efectos indeseados del THC como la ansiedad y el deterioro cognitivo. Por esto se utiliza en combinación con THC.

CBN

El Cannabinol (CBN) se forma cuando el THC se degrada con el tiempo. Tiene leves propiedades psicoactivas, pero en particular brinda efectos sedantes y ayuda a mejorar el sueño.

También presenta capacidades analgésicas y antiinflamatorias. En los líquidos de cannabis suele usarse en bajas concentraciones en combinación con otros cannabinoides.

Terpenos: los aromas y sabores del cannabis

Los terpenos son compuestos orgánicos volátiles que le dan a cada cepa de cannabis su perfil aromático y de sabor característico.

Pero además, los terpenos interaccionan con los cannabinoides potenciando o modulando sus efectos. Por esto se los considera un componente importante.

Algunos terpenos comunes son el limoneno, pineno, linalool, humuleno, terpinoleno y beta-cariofileno. La cantidad y tipo de terpenos determina los efectos de cada líquido o vaper.

Otros ingredientes y aditivos

Además de cannabinoides y terpenos, los líquidos para vapear suelen contener diversos ingredientes y aditivos para mejorar la experiencia:

  • Saborizantes para lograr perfiles de frutas, dulces, mentolados, etc.
  • Edulcorantes como la sucralosa para endulzar sin aportar azúcares.
  • Emulsionantes y espesantes para lograr una viscosidad óptima para vapear.
  • Conservantes como el benzoato de sodio para alargar la vida útil.
  • Colorantes para obtener una apariencia atractiva acorde al sabor.

Siempre es recomendable elegir productos con aditivos de grado alimenticio, libres de componentes tóxicos.

Análisis de laboratorio

Lo ideal es que todos los líquidos y vapers de cannabis provean un certificado de análisis de un laboratorio independiente, detallando exactamente:

  • Los niveles de concentración de cada cannabinoide y terpeno.
  • Ausencia de contaminantes como metales pesados, pesticidas y solventes tóxicos.
  • Confirmación precisa del contenido total de THC.
  • Perfil completo de los demás compuestos detectados.

Esto brinda transparencia, seguridad y confianza para el usuario sobre la composición real del producto.

Es muy importante informarse bien e investigar qué contiene exactamente un líquido o vaper de cannabis, más allá de lo que indique el empaque. Esto permite elegir y utilizar el producto más adecuado para cada necesidad particular, de forma segura y responsable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
1
Escanea el código
Hola
Como podemos ayudarte?